¡Capturen ese OVNI!...¡Es una orden! (Argentina) ~ Misterios en la Web

Sample text

Para contactarnos escribir a: misteriosenlaweb@gmail.com - Todos los comentarios son moderados, estos no aparecerán si son anónimos, irrespetuosos y/o agresivos -

viernes, 19 de abril de 2013

¡Capturen ese OVNI!...¡Es una orden! (Argentina)


En el mes de Septiembre de 1978, un testigo al que llamaremos Eduardo para proteger su identidad, protagonizo junto con otros compañeros una alucinante historia relacionada con la aparicion de un Objeto Volador No Identificado, en las cercanias de la Base Naval Puerto Belgrano, en el sur de la provincia de Buenos Aires.


Ubicacion geografica de la Base Naval Puerto Belgrano.
A modo de introducción, Eduardo cuenta que "el batallón donde yo estaba se dedicaba a lo que era la custodia de la base. Era un batallón de seguridad que hacía guardia en toda la base. Esa era nuestra función única dentro del Servicio Militar".

"Por noche había un grupo llamado GAO (Grupo A la Orden) que en caso de ataque a la base eran los primeros que respondían, aparte del puesto de vigilancia. Ese grupo GAO dormía en una guardia, éramos seis soldados, un oficial de guardia y un suboficial de guardia. Esto era normativa, todo el tiempo existía el GAO. No éramos siempre los mismos, sino que íbamos rotando".

El puesto 215

"El puesto de guardia donde ocurrió el hecho era el puesto 215, que era el último puesto de guardia de la base, que quedaba en la parte de polvorines. Ese puesto tenía la particularidad de que aparte de estar un soldado había un suboficial, generalmente un cabo, porque tenía un portón que daba acceso a una ruta, que en aquel momento era de uso exclusivo militar, que comunicaba la Base Naval Puerto Belgrano con la Base Aeronaval Comandante Espora, que queda en la ciudad de Bahía Blanca".

Ubicacion del puesto de guardia 215

"La forma de comunicación que teníamos era por handy. Existía toda una forma de hacernos chistes entre nosotros los soldados, de comunicarnos y hacernos bromas de que había un ataque y jugábamos con eso por intermedio de los handy. Mientras los compañeros estaban despierto de guardia, el GAO, mientras no ocurriese nada, dormía. Entonces el chiste era hacer un simulacro de ataque a la base para molestar a los que estaban durmiendo".

"Una noche, de las tantas de guardia, estaba integrando el GAO". Aproximadamente a las dos de la madrugada "en uno de los handy se empieza a escuchar de que la base estaba siendo atacada y eran los del puesto 215. Por la importancia del puesto se le prestó mucha atención. El oficial de guardia, que ya sabía de este tipo de bromas, le prestó importancia porque de fondo se escuchaban disparos de armas y encima como en ese puesto había un suboficial, éste no se prestaba a esta forma de juego que nosotros los soldados teníamos. Entonces alertados salimos el grupo, los seis soldados, el oficial y el suboficial de guardia, en una camioneta raudamente hacia el puesto 215".

"La escena cuando llegamos es ver a el cabo que estaba en el puesto 215, con el soldado que estaba en ese mismo puesto, tirándole a Dios y María Santísima. Eran disparos, disparos, disparos, y gritos, como diciendo ‘allá están, allá están, allá, allá, allá’".

"Cercano al puesto 215, aproximadamente a 150 metros, había otra garita donde había otro compañero, pero éste soldado, que también le disparaba al frente".

En este punto Eduardo nos aclara que "en frente de la base, bordeando esa ruta, había como dos bosques de eucaliptos, de pino, no sé, eran de árboles grandes, altos, que ensombrecían todo. No había luz, no había nada. La luz que había era la de la base que iluminaba el perímetro, y después que se terminaba la luz de la base era la oscuridad total, no había nada".

"Yendo para Bahía Blanca, de la ruta ésa el mar quedaba a la izquierda. Estaba el mar, el montecito éste, y después a la derecha el otro monte. Todos disparaban hacia el monte. Pero no un disparo. Es decir, uno se daba cuenta entre los compañeros si era broma porque tiraban dos o tres tiros. Estos tenían desesperación, angustia y gritaban mucho que nos atacan, y disparos, disparos, disparos".

"Ante este hecho, el oficial le pregunta al cabo de guardia que está en el puesto 215 qué es lo que vio. Y el tipo dice que vio un… OVNI".

"Nosotros perplejos, porque no sé que palabra emplear. No sabíamos si reírnos, no reírnos, pero ante la circunstancia de nuestros otros compañeros que sí tiraban, entonces entramos en duda. El oficial no tuvo mejor idea de darnos la orden de ir a capturar el OVNI".

Detalle de la zona donde ocurrieron los hechos
"Abren el portón de acceso que une los polvorines con esa ruta, avanzamos, todos con la posición de combate, cruzamos el perímetro alambrado, había una calle perimetral, cruzamos la calle, habremos avanzado 30 metros como mucho, ya internándonos en esa ruta con los dos bosquecito a nuestros costados, y de golpe frente a nosotros una luz muy intensa".

"La forma yo no la puedo describir, puedo decir que era como una gran calesita. No como una forma aplanada, sino que tenía el tamaño de una calesita, un poco más grande. Un gran carrusel. Una luz muy intensa, pero no blanca, sino era un azul celeste muy fuerte, que no te enceguecía sino que te permitía verla".

Eduardo añade que ante la observación de la luz no escucharon ningún sonido, olor, ni presencia de niebla.

"Así como surgió, se elevó, tiempo no me preguntes porque pudo haber sido una eternidad o microsegundos, se elevó en línea recta y desapareció en la nada".

Eduardo se acercó al lugar donde estuvo el OVNI. "No vi nada, no se veía nada palpable, ni árboles chamuscados, ni olor, nada en particular. Ni en el piso, ni en los árboles, ni árboles doblados".


Al OVNI le habían disparado con FAL. "Tiene un alcance efectivo de 800 metros y un cargador tiene 20 tiros y se usaron mucho más de un cargador. Desde el puesto de guardia, el puesto 215, a donde yo ubiqué la luz debe haber habido 150 metros, y un poco menos. O sea, sí, se le pegaba o se le pegaba, por más que no tuviese puntería. En realidad mis compañeros no hacían puntería, era tirar ráfaga, ráfaga, ráfaga".

"A todo esto, ninguno de los del grupo GAO tiramos un disparo. La sensación mía fue de frío total, mi compañero tuvo calor total. Supongo que eso debe haber sido el temor mismo de encontrarnos con eso".

Desde que reciben el primer llamado hasta que observan el OVNI desaparecer transcurrió media hora aproximadamente.

"De esto no se habla"

"En ese momento a nosotros nos apartaron y se nos prohibió hablar de este tema por seguridad. Nunca más se habló de eso. No se debía hablar del tema. No nos dieron ninguna explicación, eran órdenes".

"Cuando transcurrió el día cayó más gente a investigar que fueron hasta el lugar. No era gente de afuera, sino de la misma base, pero que no pertenecían al batallón nuestro".

"A nosotros, los soldados, no nos interrogaron. Calculo que el más interrogado de todos debe haber sido el oficial. A nosotros nos dijeron de esto no se habla y no se habla. No hubo interrogatorio, no hubo nada. Eran oficiales de mayor rango, navales, marinos, pero ni siquiera pertenecían al batallón nuestro. Pertenecían a la base. Andá a saber de dónde".






Fuente: http://www.dragoninvisible.com.ar/bnpb.htm

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...