Personajes: Estrella y Cristal ~ Misterios en la Web

Sample text

Para contactarnos escribir a: misteriosenlaweb@gmail.com - Todos los comentarios son moderados, estos no aparecerán si son anónimos, irrespetuosos y/o agresivos -

jueves, 17 de enero de 2013

Personajes: Estrella y Cristal

Stella V. Lansing
Los siguientes casos, aunque separados por 17 años, presentan grandes similitudes.

Los dos fueron protagonizados por mujeres que se convertirían en contactadas; las dos mujeres eran estadounidenses, tenían un gran interés por los OVNIS y después de su experiencia se dedicaron a “cazar” OVNIS con sus cámaras fotográficas y, posteriormente, a escribir y dar conferencias sobre el tema; ambas habían tenido avistamientos previos; y las dos lograron capturar imágenes en movimiento de OVNIS (en un caso se trató de filmaciones en 8 mm. y súper 8 mm., y en el otro de videograbaciones) que al ser amplificadas y/o estudiadas con mayor detenimiento, mostraron figuras humanoides que no habían sido detectadas al momento de la toma.

La señora Stella V. Lansing, de North Hampton, Massachussets, tuvo varias experiencias vinculadas con el tema de los OVNIS a comienzos de la década de los 60. El primero ocurrió en septiembre de 1961, cerca de la una de la madrugada, en Northampton, Massachussets, cuando la señora Lansing vio un OVNI que se aproximaba a gran velocidad.

Luego tuvo varios avistamientos en 1965, 1966, 1967, 1971, etcétera, pero el más impresionante fue el 17 de febrero de 1967, cuando pudo filmar a cuatro extraterrestres al lado de un OVNI.

Como el avistamiento de OVNIS era frecuente, finalmente decidió tomar algunas fotografías del extraño aparato, y más tarde utilizó una cámara cinematográfica de aficionado para filmar lo que parecían ser unas bolas de fuego que circulaban por el aire.

Mapa de la zona en donde tuvo lugar el 
avistamiento del 17 de febrero de 1967.
La señora Lansing era una ama de casa, enfermera de medio tiempo, y madre de cinco hijos (en ese entonces el mayor combatía en Vietnam).

La noche del 17 de febrero de 1967, alrededor de las 8:15 p.m., viajaba hacia su casa, en Palmer, Massachussets, sobre Old Warren Road.

Al llegar justo al entronque con la autopista 32, algo en el cielo llamó su atención. Paró su automóvil y saltó para observar un globo de luz amarillo naranja, que se veía tan grande como un balón de básquetbol a la distancia de un brazo extendido (unos 30° de arco).

El objeto estaba sobre unos pinos pertenecientes al viejo cementerio, y no estaba más alto que los postes telefónicos.

El globo estaba justamente encima de los cables y cruzaba la carretera silenciosamente, a no más de 18 metros frente a ella.

El objeto, por lo tanto, para tener un tamaño angular de 30° y estando a esa distancia de 18 metros, debería poseer un tamaño de 7.6 metros de alto.

En ese momento la señora Lansing llamó la atención de un automóvil que venía tras de ella. El auto era conducido por el señor Joseph Fortune, de West Warren, cerca de Palmer. Este último paró su vehículo y salió de él.

Los dos testigos observaron el objeto. Luego de algunos minutos la señora Lansing dijo que iba a su casa a traer su cámara cinematográfica (éste no era su primer avistamiento. Frecuentemente ella veía luces extrañas en el área de Palmer).

Vuelven los OVNIS

Al regresar ya no estaban ni el señor Fortune ni los OVNIS. Estacionó su coche sobre el Old Warren Road, justo por donde pasa una doble línea de alta tensión. Esto es, cerca de un kilómetro al este de Palmer Center, lejos de las luces de la calle y de las casas, en el parque Burleigh, y a no más de un kilómetro de su casa, en Thompson Lake.

Uno de los extraños OVNIS, de forma poco
convencional, filmados por la señora Lansing.
La señora Lansing no tuvo que esperar mucho. Eran alrededor de las 9:45 p.m., bajo el cielo negro y estrellado, con una Luna en cuarto creciente, cuando aparecieron tres globos de luz que iban del amarillo al naranja rojizo. Venían del sureste sobre el cable de alta tensión. Excepto por un crepitar ocasional, no hacían ruido. Nuevamente estaban a la altura del cableado eléctrico y a no más de 45 metros de ellos. Los globos parecían cubrir a los objetos propiamente dichos. La señora Lansing recuerda que “destellaban y algunas veces saltaban de manera curiosa, como si estuviesen sobre la cresta de una ola”.

Comenzó a filmar en el momento en que se acercaban, pero repentinamente se alejaron. “Parecían como una pelota de hule unida a una banda de hule que se retraía”.

Pronto se daría cuenta del por qué de este comportamiento: un auto se acercaba desde el noreste hacia West Warren. El automóvil se paró y el chofer bajó de él, pensando que el vehículo de la señora Lansing había sufrido una descompostura. Los tres OVNIS revoloteaban más atrás, hacia el este, con una elevación de 20 grados, detrás de las copas de los árboles.

La señora Lansing reconoció a la joven dama, la señorita K., como la conductora del automóvil. Cuando la señora Lansing le informó que su auto estaba bien y lo que estaba haciendo era observar unos platillos voladores, la señorita K. empezó a mostrar signos de miedo y se fue. Entonces los tres extraños objetos avanzaron, destellando sobre las líneas de transmisión.

Aunque no se veían detalles estructurales, la señora Lansing sintió que alguien debería estar guiando los globos. Concentrándose en uno de ellos, trató de enviar el mensaje telepático de “Hola”. Pero al mismo tiempo no olvidó usar la cámara y ocasionalmente hacía algunas tomas.

Fotograma original de la película de Stella Lansing.
La tomé en lo alto de una colina en un área de líneas
 de alta tensión. Se vio un destello de luz, ascendió,
cambió de color y luego quedó como si fuera una estrella
 intermitente
”. Según ella los brazos que sobresalen del objeto podrían ser
parte del sistema de aterrizaje.
Uno de los objetos, y luego los otros dos, se volvió azul blanquecino y tomó una dirección sur-sureste, aparentando dejar el área. La señora Lansing había fotografiado uno de los objetos azul blanquecinos, que parecía sobrevolar a unos 45 metros de ella, a 16 cps (cuadros por segundo). Cuando iba a regresar a su casa decidió filmar la Luna, que estaba hacia el sur.

Repentinamente desde su izquierda llegó un brillante destello de luz blanca, iluminando el aire en un movimiento de zigzag y en un ángulo de 45 grados, rodeado de luces giratorias blancas, rojas, azules, verdes y amarillas. Parecía provenir de la cima de una pequeña colina, detrás de una serie de postes telefónicos hacia el este-sureste.

Rápidamente procedió a fotografiar el objeto, primero en una sola toma y luego a una velocidad de 16 cps. Cuando terminó de filmar se paró para observarlo directamente. El objeto parecía deslizarse y repentinamente cambió o se extinguió toda luz visible, excepto por un destello intermitente de color plateado. Esto continuó hasta que el objeto, moviéndose lentamente, desapareció detrás de los árboles.

La señora Lansing había pedido prestada la cámara a su jefe y era la primera vez que la usaba. Se trataba de una Keystone “Capri” de 8 mm. Con lentes fijos, sin telefoto y sin visor. Estaba operando con la máxima abertura de f/2.8, pero no tenía ningún filtro. El carrete de película Kodachrome II Daylight fue revelado y procesado en Standard Photo, una división de Technicolor Corporation.

Extraterrestres en super ocho

Parte de uno de los fotogramas de la película que
 tomó Stella Lansing el 17 de febrero de 1967.
La película resultante fue vista por vez primera en un viejo proyector, que desafortunadamente tendía a quemar partes de la película cuando se le ponía en modo de pausa. En la toma solitaria aparece un objeto parecido a un brazo. Los análisis de los ufólogos tratando de identificar lo que aparece en esta toma dieron como resultado un curioso esquema.

La señora Lansing recuerda un movimiento ascendente en zigzag durante el avistamiento, pero cree que la observación completa fue de larga duración, al menos lo suficientemente grande como para observarla y luego fotografiarla.

“Parecía flotar lentamente hacia arriba, acercándose a la Luna y los antebrazos luminosos parecían girar en un sentido contrario al de las manecillas del reloj”, dijo.

Mejora digital del fotograma de los humanoides de Stella Lansing.
 En éste se pueden ver los cuatro seres.
La nave parece un cono del que salen dos largos brazos mecánicos articulados; uno de ellos con una extensión formando un ángulo.

Ella supone que los “brazos” (correspondientes a los segmentos A-0 y D-E en el dibujo) eran haces de luz truncados, garfios iluminados, picos, antenas, patas de aterrizaje u objetos similares que han sido descritos en otros reportes OVNIS También compara lo “corrugado” entre B y C a los detalles de una superficie aparente.

En cualquier caso, la imagen de la fotografía es fascinante, pero no tanto como el resto de la película.



Los cuadros adyacentes de la secuencia de 16 cps, de aproximadamente 4.5 segundos de duración, tienen muy poco contraste y no muestran la configuración de la fotografía anterior, sino un rectángulo amarillo en la parte superior derecha. En un estudio posterior de la película, la señora Lansing utilizó un proyector manual operado con baterías para evitar que el aparato siguiera dañando y/o quemando la película. Meses después consiguió un nuevo proyector, y entonces aparecieron unas imágenes fantasmales.

Tuve una tremenda impresión cuando fui capaz de ver cuatro seres, dos de los cuales giraban sus cabezas y movían los labios como si conversaran, y parecían estar mirándome”.

Dibujo de Frederick E. Fadht, basado en uno
 de los fotogramas de Stella Lasing.
La figura dos es un intento de reproducir uno de los cuadros de la película. Se trata de un dibujo de Frederick E. Fahdt.

El ser número cuatro no es visible en este cuadro, porque estaba a la izquierda del fotograma. La aparición de los seres fue algo curiosa, porque la señora Lansing había declarado:

Nunca vi gente mientras estaba filmando… No te puedo decir cómo salieron o en dónde estaban… Parecen estar frente al objeto blanco y suave que parece que se dirigió al sureste. 


El objeto que estaba volando mientras yo estaba filmando, es decir, durante la secuencia que precedió al destello de luz en zigzag”.

Durante la proyección son visibles, sobre el área de la ventana, cuatro o cinco pequeñas luces naranja. Las luces están espaciadas regularmente en un arco de gran radio. Esto sugiere que el área de la ventana en este OVNI está debajo del borde inferior curvado.

Un detalle final enigmático es una línea vertical delgada que se mueve lenta y uniformemente de derecha a izquierda. Cruza el campo de visión varias veces a intervalos regulares.

Una de las formaciones OVNI en forma de
carátula de reloj, tomadas por Stella Lansing.
Las películas de Stella fascinaron a cuantos las veían, principalmente a los aficionados a los OVNIS.

Pronto la señora Lansing se dedicó a generar películas y fotografías paranormales y ufológicas.

Se supone que sus habilidades psíquicas aumentaron después de los avistamientos de OVNIS.

Hasta el momento ha producido más de 500 películas en color con caras fantasmales, arreglos geométricos y otros efectos curiosos. En otras ocasiones, en las imágenes que toma Stella se encuentra un patrón brillante como si se tratara de un reloj.

Hay un caso muy conocido que ha sido reproducido en varias revistas y libros de OVNIS. Se trata de la película de un aeroplano. En uno de los fotogramas aparecen unos destellos. Una ampliación de estos destellos muestra un objeto en forma de platillo volador. Algunos editores de pasquines ufológicos han publicado sólo la ampliación del destello sacando la fotografía de su contexto. Pero de eso nos ocuparemos más adelante.


Interviene el Dr. Schwarz

Estas experiencias y fotografías llegaron a oídos de un parapsicólogo y ufólogo muy activo en la década de los 70, que se convertiría en su principal proponente, divulgador y defensor. Las fotografías y películas de OVNIS de Stella Lansing fascinaron a Berthold Eric Schwarz, siquiatra de Montclair, Nueva Jersey.

Cuando examinó la película del 17 de febrero de 1967, algunos de los fotogramas que supuestamente mostraban la figura de tres hombres, muy parecidos a los seres humanos, situados frente a lo que parecían ser las ventanas de cierta clase de artefacto, el doctor Schwarz afirmó:

Es muy improbable que la señora Lansing haya realizado una falsificación. Los estudios siquiátricos que realicé demuestran que se trata de una mujer honesta e inteligente, de mediana edad, que durante algunos años estuvo profundamente interesada en el tema de los OVNIS y que en los últimos tiempos tuvo una serie de experiencias presumiblemente vinculadas con ellos”.

Ampliación de uno de los fotogramas
de los OVNIS carátula de reloj.
En una entrevista con el también parapsicólogo Hans Holzer, el doctor Schwarz hizo las siguientes declaraciones:

-“¿Cree usted que las fotografías son verdaderas?

-“No tengo ninguna duda de que lo son.

He examinado de primera mano algunos de los más sorprendentes relatos de encuentros con humanoides.

-“¿Se trata de personas físicas?

-“Ésa es su apariencia, y sin embargo hay algunos que parecen desvanecerse ante los ojos del observador.



Más OVNIS en formación de reloj. Estos sólo aparecen en
un fotograma de la película, como si fueran un reflejo o un destello.
Hay varias clases de visitantes; los hay de todos los tamaños y formas, desde robots hasta varias formas de vida, altos, bajos, hombres, mujeres.

En cuanto al lugar de procedencia, cada uno tiene su propia conjetura. En mi opinión el área de exploración más fructífera sobre este particular es la teoría sobre la existencia de otras dimensiones, que ahora está adquiriendo gran popularidad.

-“¿Estos encuentros le suceden principalmente a aquellas personas sensibles a los fenómenos parapsicológicos?

Otra de las películas de Lansing.
En esta aparece una avioneta.
El efecto de reloj sólo aparece en
uno de los cuadros.
-“En los casos que he estudiado ambas cosas se superponen. Muchos de los que conozco son seres excepcionalmente dotados en este aspecto, con experiencia en materia de apariciones espectrales y duendes.

“-¿Conoce usted algún caso en el cual haya habido una conversación que no fuera telepática, es decir, por contacto vocal directo?

-“Creo que Stella Lansing escuchó cosas que grabó en cinta magnetofónica.

Ese material no ha sido publicado hasta ahora. Sonaba como el piar de pajarillos, algo así como dadadadade. Un timbre muy agudo, como el código Morse.

-“¿Hablaban en inglés y, en ese caso, había algo peculiar en su forma de hablarlo?

-“Hablaban en inglés, y no pude notar nada peculiar en su habla.

-“¿Podría tratarse de habla sintética?

-“Sí, seguramente”.

Los resultados de Schwarz

Al ampliar las películas, suelen aparecer rayos de luz
muy parecidos a la figura de los platillos voladores.
Schwarz visitó en dos ocasiones la casa de Stella, en febrero y abril de 1971.
En ambas se quedó cinco días para hacer sus investigaciones.

Luego, en mayo de 1971, llevó a Stella a su propio consultorio en Nueva Jersey.
Ahí la sometió a varias pruebas.

El doctor Schwarz dedicó varios años a investigar el caso, convencido de que la señora Lansing decía la verdad.

Sus experimentos con Stella comenzaron en 1971. Inicialmente fue sometida a una regresión hipnótica, pero estas experiencias eran demasiado traumáticas y fueron desechadas.

En pruebas clínicas realizadas en campo y en el consultorio del doctor Schwarz, Lansing obtuvo diversas fotografías y películas utilizando cámaras de 8 y súper 8 mm. Estas imágenes muestran desde seres con apariencia humana hasta artefactos con forma de platillo volador, en diversos escenarios. Hay monjes, hombres que manejan tableros de mandos, etcétera. Las fotos fueron tomadas en experimentos que recordaban mucho los de Ted Serios.

Schwarz pidió la opinión del famoso telépata y mago Joseph Dunninger para que hiciera una evaluación psíquica de la veracidad del relato. Para Schwarz se trataba de un caso auténtico, y a esa misma conclusión llegó Dunninger.

                Joseph Dunninger con Stella Lansing.
Schwarz escribió mucho sobre el caso de Stella. Siete artículos de este caso en la “Flying Saucer Review” y un capítulo (el cuarto, “Técnicas OVNI dinámicas”) de su libro “UFO Dynamics. Psychiatric and psychic aspects of the UFO syndrome” están dedicado a Lansing.

En el libro también da cabida a dos artículos; uno del profesor Ivor Grattan-Guinness sobre la importancia de Stella Lansing, y el otro, un comentario intitulado “Telemisterio”, de August Roberts, con otras notas del efecto de la señora Lansing en cintas de audio y películas.

August C. Roberts.
Schwarz mostró la película Lansing en el Eastern UFO Symposium de la APRO en 1971, y en la misma dio sus conclusiones preliminares:

Stella Lansing dice la verdad de lo que vio. Tiene un largo historial de fenómenos paranormales: telepatía, precognición, telekinesis, teleosomatica…


“Lansing fue afectada por su rara experiencia y requirió hospitalización, pero se curó por completo de su psicosis. 


Se intentó hacer una regresión hipnótica pero fue tan traumática que se tuvo que abandonar el intento”.

A partir de la experiencia del 17 de febrero de 1967 la señora Lansing decidió cargar siempre una cámara, e invitaba a sus amigos a vigilar por la noche en busca de OVNIS.

Desde esa fecha ha producido más de 500 películas de OVNIS usando diversos tipos de cámaras. Algunas de sus fotografías muestran platillos voladores volando en una formación que recuerda la carátula de un reloj. Lansing ha tomado muchas películas un tanto extrañas.

Un fotograma paranormal de OVNIS de Stella Lansing.
El OVNI no se veía cuando se filmó a este anciano.
En la película el OVNI cambia de apariencia hasta
hacerse transparente, mientras que el anciano se va
desenfocando. El objeto parece bidimensional.
También ha dado conferencias ocasionalmente. Una de las más recientes fue el 9th Great UFO/ET Alien & Abduction Congreso, del 5 al 6 de junio del 1999, en Nueva Jersey. Su conferencia (“UFO's and aliens captured on film!”) fue el sábado 5 y duró tres horas, de las 5 a las 8 de la tarde.

Lansing incursionó de lleno en los terrenos de lo paranormal haciendo fotografía psíquica y psicofonías. Frecuentemente anuncia lo que va aparecer en sus fotos.

Los objetos son invisibles para los presentes, e incluso, fotógrafos parados al lado de Lansing no logran captar lo que ella.

También aparecen extraños ruidos y voces en cintas de audio.

El trabajo de Schwarz le proporcionó mucha publicidad: recibió muchas cartas e invitaciones a programas de radio y televisión.

En 1973 Stella visitó a su jefe, el señor C., y a su familia mientras filmaba dos programas de televisión. Los productores pidieron que hiciera fotografías psíquicas. Cuando se reveló el carrete aparecieron varias caras superimpuestas entre las que se encontraba una de lo que Stella dice es el rostro de un monje en plena agonía agarrando una flauta en forma de palillo (¿?). Pegado al margen del cuadro, donde se veían las cortinas del señor C., apareció una cara de vaca barbuda (¡¿?!).

Analisis del caso Lansing

Ampliación de uno de los OVNIS que aparecen en las
 formaciones de reloj. Esta foto la utilizó Schwarz para ilustrar
la portada de su libro. Aunque aquí tiene la forma típica
de un plato volador, en la película se ve sólo como un reflejo
de luz que parte del centro de la carátula.
En primer lugar Stella era una fanática de los temas paranormales, en específico de los OVNIS.

En diversas ocasiones se le encontró haciendo fraudes con películas y fotografías.

El caso de la multicitada película del 17 de febrero de 1967 es un claro ejemplo de su modus operandi.

En el fotograma que Fadht utilizó para su dibujo, se observan cuatro o cinco pequeñas luces anaranjadas sobre la ventana, espaciadas regularmente en un arco de gran radio.

Esto sugiere que el área de la ventana de este OVNI continúa curvándose fuera de los límites del cuadro.

Note la compresión lateral de la figura del extremo derecho, como una imagen en cinemascopio vista en una pantalla de televisión estándar.


El monje que toca la flauta mientras muere.
En la película original se puede ver una línea vertical, moviéndose lenta pero uniformemente de izquierda a derecha.

Dicha línea cruza el campo de visión varias veces a intervalos regulares durante la breve secuencia de 16 cps. Definitivamente es parte de la imagen y no puede atribuirse a una rayadura debida al procesado, proyección o manejo de la película.

Estos dos detalles indican que la imagen fue tomada sobre la pantalla de una televisión encendida.

 Se trata de la película de un programa de televisión y no de la cabina de un OVNI.

El contraste de la pantalla fue modificado de tal forma que ésta se viera oscura para impedir la identificación de los objetos que aparecen en ella y hacerlos pasar como una auténtica película OVNI.

                       La vaca barbuda.
En realidad Stella había utilizado una velocidad adecuada (16 cps) para evitar que aparecieran las rayas horizontales que suben y bajan del televisor, que son visibles si se utilizan velocidades mayores y que se deben a que la televisión transmite 24 cuadros por segundo (24 cps).

Son embargo no contó con las rayas verticales que tienen una frecuencia mucho menor y que lograron aparecer en la película.

Esta técnica la utilizó varias veces. Recordemos las películas que tomó en casa de su jefe, el señor C., que también fueron tomadas de una pantalla de televisor. De hecho, el “monje” agonizante no es más que una imagen distorsionada de televisión.

Las imágenes más claras, que podían dar la pista de cómo se montó todo el fraude, fueron quemadas a propósito por la señora Stella. Su coartada fue decir que habían sido proyectadas en un aparato en malas condiciones que fundía el celuloide.


Uno de los efectos ópticos fotografiados por Lansing.
El fotograma de la avioneta con una serie de destellos, como si fueran las marcas en la carátula de un reloj, al que antes aludíamos, es otro ejemplo de manipulación ufológica.

En este caso Stella utilizó un filtro para dar ese efecto. Todo mundo se da cuenta de ello en la película y fotogramas originales.

Pero al publicar la ampliación, lo único que se ve es la imagen de un OVNI, por lo que el lector no se da cuenta de que lo están engañando.


Más de las “extrañas” luces fotografiadas por Lansing.
Las fotografías psíquicas, al estilo de Ted Serios, también seguían una técnica muy parecida. Pegaba un objeto transparente o incluso un pequeño negativo, sobre el objetivo de la cámara, y luego filmaba una escena cualquiera.

Al revelar la película aparecían OVNIS y seres monstruosos claramente bidimensionales que, al enfocar o desenfocar, iban apareciendo o desapareciendo de la imagen.

Hay quien dice que en las sesiones de hipnosis con el doctor Schwarz salió a relucir la verdad del fraude, así como sus traumas y alucinaciones.

De hecho, tiempo después, a la señora Lansing se le diagnosticó un cuadro de alucinaciones e incluso fue internada en un hospital a causa de ello.

Dicen que Schwarz desechó los datos obtenidos bajo hipnosis porque no se ajustaban a sus creencias ufológicas y mostraban la falsedad de las películas.

¿Si el caso de Stella Lansing es un fraude, lo será el de su segunda versión: el de Ellen Crystall?

Encuentro en Pine Bush


Ellen Crystall
Ellen Crystall era una joven californiana con vocación e intereses musicales. Siendo adolescente, en 1971, contactó con los OVNIS en Hollywood, California. Ese contacto duró unos cuatro meses.

Debido a sus estudios universitarios tuvo que mudarse a la costa este, en donde cursó una licenciatura en composición musical en la Universidad de Nueva York.

Era una “compositora que no había destacado mucho en las ciencias”, como ella misma se describe.

En 1980, en Pine Bush/Crawford, Nueva York, volvió a establecer contacto con los OVNIS.

Éste duraría otros cuatro meses. Luego, en 1982, tendría la misma experiencia en Hudson Valley, en el mismo Estado de Nueva York. Fue precisamente durante la oleada de avistamientos del “bumerang” (1), que estudiaría exhaustivamente Philip Imbrogno, un ufólogo miembro del Center for UFO Studies.

Ellen Crystall en una de sus
expediciones de caza ufológica.
El caso del OVNI bumerang de Hudson Valley resultó ser una broma de un grupo de pilotos civiles que, en la noche, volaban en formación cerrada, tal como lo dio a conocer la revista de divulgación científica “Discover”. Aunque éste es un tema para otro artículo, solamente diremos que el jefe de bomberos del Stewart Airport, Arnold Messer, declaró en aquellos años que“hay un grupo de pilotos del aeropuerto cerca de aquí, en Stormville, que gustan de hacerse pasar por OVNIS. Vuelan sólo por eso. Ponen luces de diferentes colores en sus aviones para engañar a la gente. Cuando los vemos nos limitamos a decir ‘los chicos de Stormville nuevamente’”.

No obstante, para la señora Crystall esos eran auténticos OVNIS y tomó varias fotos de ellos. Su falta de criterio se puede explicar por sus bajos conocimientos en ciencia y por su apego a los fenómenos paranormales.

De hecho, varias de sus investigaciones ufológicas estuvieron respaldadas económicamente por una secta esotérica, tal y como ella misma nos revela:

“El Centro Metafísico de Nueva Jersey, presidido por mi amiga Jean Munzer, resultó ser un buen sustento de muchas maneras”.

Desde sus inicios en estos terrenos Ellen tomó más de mil fotografías de OVNIS, incluyendo varias que muestran naves en el suelo, con los extraterrestres alrededor de ella.

Pero de todos estos avistamientos y safaris ufológicos fotográficos, los más famosos han sido los que tuvo en Pine Bush/Crawford y Middletown, Nueva York, en 1984, y que continuaron hasta principios de la década de los 90. No obstante los más importantes desde el punto de vista de este trabajo monográfico fueron los avistamientos de 1980, ya que en ellos tomaría sus primeras fotos de extraterrestres.

La gran estación central

Foto de un OVNI triangular (los tres puntos de luz casi
al centro de la imagen). Para Ellen no se trata de las luces de un avión,
ya que a su alrededor hay varios “campos de Tesla” (las manchas
de luz más grandes, que son los antecedentes de los modernos orbs).
En ese año, Harry Lebelson, un escritor fanático de los OVNIS, era uno de los colaboradores de las famosas páginas rojas de la sección Antimatter de la revista de divulgación “OMNI”.

Esa sección se dedicaba al análisis de los fenómenos “inexplicables” como los OVNIS, las apariciones de la Virgen o de Pie Grande, la psicoquinesis, etcétera. Lebelson entró en contacto con Ellen, que había adquirido cierta fama por sus excursiones en pos de los OVNIS en el área de Pine Bush.

De alguna manera logró ser invitado a estos safaris fotográficos. Ellen cuenta una de estas salidas:

“El viernes 18 de julio de 1980, al llegar a Pine Bush a las ocho de la noche, cruzábamos la calle principal, Hill Avenue, dirigiéndonos hacia el hogar de la pareja que Harry conocía.

La casa, una construcción de dos pisos con un gran campo cerca, se encuentra aislada, aunque sólo a una milla aproximadamente del centro del pueblo.

No hicimos más que saludar a Bruce y a Wendy cuando ellos nos advirtieron claramente que no querían publicidad, de hecho nos comentaron que no deseaban tener nada que ver con los OVNIS, pero que, a regañadientes y sólo como un favor a Harry, nos llevarían a los campos en donde aterrizaban las naves.

“A eso de las 10 de la noche, Harry y yo subimos al auto junto a Bruce y Wendy, quienes nos indicaron conducir hacia el este sobre Hill Avenue. La noche era oscura pero limpia, con una delgada Luna creciente. Numerosas casas flanqueaban la carretera, aunque se encontraban dispersas con grandes parcelas agrícolas entre ellas. Definitivamente no están lejos de la ruta común.

A una distancia de una milla, Bruce y Wendy me indicaron dirigirme hacia un campo con un ligero levantamiento hacia el extremo opuesto. Lo hice.
“Bajamos del auto y observamos.
Casi inmediatamente nos vimos rodeados por una docena de grandes naves triangulares con luces ámbar-amarillas en forma de un ‘signo más’ en la parte delantera.

Dichas luces dividían cuatro ventanales que conformaban casi todo el frente de las naves.

Llegué a llamar a estas luces particulares ‘luces de estrella’ porque, como pronto vería, podían iluminarse hasta ser cegadoras y también podían funcionar como proyector de teatro o como reflector; de hecho, podían usarse como un par de reflectores. Cuando la intensidad de la luz se elevó al máximo, todo el cielo se iluminó.

“Las naves también tenían luces multicolores centelleantes por todas partes. Parecía que estaba mirando la nave triangular con la que me había topado en California, pero ahora, todas las secciones exteriores que no pude ver en aquel lugar eran claramente visibles.

“Me quedé perpleja, mi búsqueda parecía haber terminado. Me había vuelto a reunir con ‘mi’ nave después de nueve años, y esperaba poder descubrir los grandes secretos que guardaba. No podía sentirme más feliz”.
Aquel lugar estaba lleno de objetos, de diez a 20 “naves triangulares” con diversas luces centelleando en colores mezclados. Algunas naves estaban en el cielo, otras posadas en el suelo. No hacían ruido. Se encontraban a una distancia desde unos 15 metros hasta varios cientos de metros cuando se tomaron las fotos.

“Las naves llenaban el cielo alrededor de nosotros y aterrizaban en el campo; parecía la Gran Estación Central en horas pico. Algunas otras volaban a unos 15 metros de distancia, pero ninguna estuvo lo suficientemente cerca de nosotros para permitirnos ver sus ocupantes. No hacían ruido y el cielo estaba demasiado oscuro para poder captar otros detalles”.

Las fotografias

Ellen Cristal nos describe la forma en que llegaron al lugar del avistamiento y cómo lograron ver una extraña nave de apariencia metálica plateada con algunas incrustaciones como de ónice. Era muy parecida a la que había visto en California. De inmediato Harry y Ellen comenzaron a sacar varias fotografías.

Una de las fotos de OVNIS tomadas por Ellen Crystall
en donde se ve lo que ella llama rocíos. Son emisiones y
“descargas de radiación de onda corta provenientes de la
nave por sus respiraderos”.
“En aquella época yo tenía una cámara Zenite, SLR de 35 mm. rusa, como una Pentax manual, con una lente f/20. La cargué con un rollo de 36 fotos de Kodacolor ASA 400. La llevaba colgando del cuello, así que la saqué para tomar foto tras foto. Harry tenía una Leika con valor de unos mil 200 dólares, cargada también como la mía, y él hizo lo mismo.

Cuando me di cuenta de que las naves estaban en el suelo, quizá a unos 60 metros de nosotros, quise acercarme a ellas.

Los cuatro comenzamos a caminar en el campo, pero al llegar al final del camino, tuvimos que detenernos.

El campo no estaba cultivado y lo cubría la maleza de un metro y medio de alto; nadie conocía el terreno; era imposible seguir adelante”.

Este tipo de actividades continuó durante varios días. La fotógrafa envió sus rollos a revelar a una tienda local. Cuando le entregaron los resultados pudieron ver unas curiosas explosiones multicolores, como fuegos de artificio o luces de bengala. ¿Podría tratarse de un truco de Ellen? En su defensa la contactada escribió:


Ésta es la interpretación de Ellen Crystall a la foto
del OVNI que emite chispas. Se trata de una
nave triangular, según Ellen
.
Las tres primeras fotos de este rollo eran de mi casa y mi familia, así que no había duda alguna de que la película era mía y que se había procesado de manera normal, pero… ¿en dónde estaban las naves triangulares con sus luces amarillas en forma de signo más que nosotros habíamos visto con toda claridad? 


Yo había tomado 14 imágenes de las naves, las demás aparecían en blanco… y las de Harry también estaban en blanco”.

Apoyando lo que decía Ellen, Lebelson escribió a la revista “Photomethods” y envió un par de fotografías para su análisis.

Las fotografías fueron tomadas para ser evaluadas por la Columbia University, la Rockefeller University, la Rutgers University, el Stevens Institute of Technology, y el Montclair State College”.


No conozco el resultado de esos análisis, ni si en verdad se hicieron. Ellen nunca se daba por vencida. Cada vez que conocía a un fotógrafo le mostraba sus fotos pidiendo su opinión. Uno de estos fotógrafos le sugirió que amplificara los negativos.


“Puesto que contaba con mi propio cuarto oscuro, no hubo problema para realizar esa tarea. Planeé amplificar cada detalle de mis primeras 14 fotografías; nunca me interesó tener que probar a alguien algo que yo hacía. Tomé las fotos y deseaba saber exactamente qué había fotografiado, tan simple como eso. No pretendía hacer dinero con mi investigación sobre OVNIS; quería hacer eso con mi música, no con algo que yo consideraba que dependía de la suerte o la casualidad”.

Los extraterrestres

Otro de los OVNIS de Ellen.
Así que ahí me encontraba, en mi cuarto oscuro, a las dos de la mañana, mirando con incredulidad mi primera amplificación. Dos figuras aparecieron de pie a un lado de la nave. ¡Pero no podía ser! Sí, habíamos visto las naves en el suelo; sí, tomé varias fotografías de ellas en el suelo; sí, había supuesto que alguien las estaba conduciendo; y sí, sabía que había registrado en la película lo que en realidad no vieron nuestros ojos. 


Pero, ¿extraterrestres en mis fotos? No podía creerlo”.

Si uno observa estas fotografías amplificadas, difícilmente podrá encontrar o reconocer a los extraterrestres.

Pero eso no es problema, Ellen hizo un dibujo interpretativo en acetato en donde aparecen los humanoides. Aún así es necesario señalarlos con flechas o números. Son en realidad pareidolias. Ellen continuó su labor con las demás fotos.

Algunos fotogramas del programa “Sightings”
Como a las 4 de la mañana me invadió una terrible sensación. Cinco aliens eran visibles en la segunda foto, más la estructura de la nave; cuatro estaban de pie dentro del área de rocío de la nave, y uno al lado de ésta. 


Los dos extraterrestres de la primera foto también estaban en la segunda, que fue tomada tres cuadros después (quizá luego de cinco minutos). 


Rastreé la segunda foto y después, sintiéndome física y mentalmente agotada, limpié todo y me fui a la cama”.

Ellen y Harry eran bastante primitivos, subjetivos, místicos y faltos de criterio. Me recuerdan a Mario Torres y a quienes afirman que en una simple impresión de papel de una foto OVNI se pueden detectar los campos electromagnéticos que despiden estas naves.

Al día siguiente mostré las fotos a Harry. Al tocar la primera, una ola de ‘algo’ pasó sobre él. Comentó ‘acabo de experimentar una sensación realmente extraña’. La describió, y lo que expresó fue exactamente lo que yo sentí al amplificar las fotos. Estábamos sintiendo la energía alien; la foto parecía haber captado algo más que sólo la imagen de los extraterrestres. Su energía parecía estar adherida a la imagen visual. Como dije, lo he sentido muchas veces desde entonces. Tiene un efecto tan poderoso e inmediato sobre mí, que titulé una de mis composiciones de música electrónica ‘Energía alien’ como una manera de expresar musicalmente algo de lo que he experimentado.


La energía alien o las vibraciones extraterrestres son muy diferentes a las humanas; nosotros estamos tan acostumbrados a las vibraciones/energía/aura de los demás como raza que con demasiada frecuencia ni siquiera las notamos y, en vez de eso, funcionamos estrictamente en base a la información física-sensorial. Pero los extraterrestres tienen vibraciones de energía diferentes a las nuestras. La gente que me ha acompañado a mis excursiones nocturnas la ha sentido como miedo o ‘malas vibraciones’, como ya antes las llamé.


“Después me di cuenta de que debía tomar una decisión crítica. ¿Qué iba a decir a la gente cuando les mostrara las fotos? ¿Debía mencionar a los seres? ¿Debía describirlos o señalarlos? ¿Eso les daría indicios? ¿No debía decir nada? Ya era sensacional decir, simplemente, que había fotografiado algunos OVNIS, y yo no pretendía ser sensacional, sólo investigadora. Si decía a la gente que también había captado extraterrestres en mis fotos, sonaría descabellado. Ya había recibido suficientes burlas de algunas personas por mis viajes a los campos, para saber que no quería más de eso. Así, sintiendo que la discreción es la mejor parte del valor, decidí no decir nada y ‘sólo tocar de oído’”.

Yo no soy sensacionalista, soy investigador. Yo no lucro con el fenómeno OVNI. No me interesa la publicidad”. Éstas son frases comunes en muchos ufólogos. Pero también son frases vacías. Tal vez Ellen se daba cuenta de que todo estaba en su imaginación y no quería correr riesgos. Pero pronto confirmaría aquello de que “más pronto cae un hablador que un cojo”.

Los primeros 15 minutos de fama

Mitarai, productor de la compañía japonesa Et-cetra,
Rich Pascorella y Ellen Crystall.
Las actividades de Ellen habían llamado la atención de los medios especializados en OVNIS.

Así, varios periódicos, revistas y programas de televisión solicitaron entrevistarse con ella. Uno de esos programas fue el famoso “PM Magazine”.

Durante su realización saldrían a relucir las verdaderas intenciones de la contactada.

Pero dejemos que sea ella misma quien nos muestre esta faceta de su carácter.


Mientras Harry, Sam y yo entrábamos y el personal nos filmaba, noté que a Harry y a Sam les estaban poniendo cables para captar sus voces, pero no a mí. Le pregunté a Maribeth ¿por qué yo no tengo micrófono?


Dibujo de Ellen de su primer a
vistamiento OVNI en California, 1971.
“Su respuesta me consternó: ‘Hemos decidido que no te vamos a entrevistar’. Mi asombro pronto se transformó en disgusto… después de todo, ¿quién era responsable de estar ahí en primer lugar?


“Le comenté a Harry lo que me había dicho Maribeth, y él dijo algo acerca de su estupidez: ‘Cállate y has lo que te digan’. Sam escuchó todo, habló con Harry y ambos hablaron con Maribeth. Entonces dijo que no había traído suficiente cinta para entrevistarme. 


Estaba comenzando a enfurecerme.

“Primero nos filmaron entrando a los campos; las entrevistas se grabarían después. Habíamos convenido con Ivonne y Dean grabar en la casa de Dean. 
Mientras conducía el auto hacia ese lugar con Sam y Harry, seguidos por la camioneta, de pronto se me ocurrió que yo tenía el control debido a mis fotos. 


Maribeth quería incluirlas en el segmento, por lo que dije a Harry y Sam que ‘cuando lleguemos a casa de Dean digan a Maribeth: 




Ellen dice que si no hay entrevista no hay fotos’. 


Ellos protestaron, pero al llegar a casa, hablaron calmadamente con Maribeth y ella cedió

Foto original en donde supuestamente
aparecen dos seres extraterrestres.
El programa se transmitió varias veces a nivel local en 1981, y a nivel nacional en agosto de 1982. Pero los productores, camarógrafos y conductores de “PM Magazine” no vieron nada anormal durante la filmación y así lo dijeron al público.

De hecho, ni siquiera pudieron fotografiar ninguna luz nocturna a pesar (o debido) de que contaban con cámaras más sofisticadas y de mayor alcance.

Eso hizo disgustar a Ellen: “Todo lo que pude pensar fue, ¡Oh, desgraciados! Temían el ridículo…”.


Según ella la razón de que los camarógrafos de “PM Magazine” no hubieran filmado OVNIS fue que no lo intentaron. Pero yo me pregunto, ¿qué periodista desperdiciaría la oportunidad de obtener la historia, el reportaje y la filmación de su vida?

Y así continuaron todos los reportajes de aquel año. Ninguno de los periodistas había encontrado una sola evidencia que confirmara los avistamientos o la presencia de OVNIS en el área. Por ejemplo, la sección dominical “Sunday Record” del “Middletown Times-Herald Record”, del 12 de septiembre de 1982, publicó un extenso artículo sobre las experiencias de Ellen.

Ésta es la ampliación que hizo Ellen, en donde
fácilmente se pueden ver a los extraterrestres.
En el periódico se presenta la entrevista a Carl Balbach, el granjero que era dueño del campo de Walden en donde Harry y Ellen hicieron sus observaciones y tomaron sus fotografías.

Balbach tiene su casa con las ventanas dando al campo, de tal manera que podía ver lo que sucedía allí todo el tiempo.

El campesino declaró a los periodistas: “Nunca vi nada; ellos (Harry y Ellen) afirman haber visto cosas, pero yo no puedo avalarlo de ninguna manera.

Hicieron un gran escándalo de esto. Yo no conozco a esta gente, y no puedo responder por ellos”.

Esto era en realidad sorprendente, porque ninguno de los residentes de aquella “zona caliente”, ufológicamente hablando, habían observado nada anormal en el cielo, ni siquiera el mismo dueño del predio en donde sucedieron los fantásticos encuentros. Eso implicaba que Crystall y Lebelson estaban mintiendo o confundiendo las estrellas en el cielo o las luces de los aviones con naves de otros mundos.

Para todos los que no pudieron identificar a los
extraterrestres, aquí les damos una ayudadita.
¿Ven cómo era muy fácil la identificación?
Ningún medio de comunicación medianamente crítico dio por buenas las experiencias de estos ufólogos. Pero luego ellos tendrían su recompensa y sus primeros 15 minutos de fama y gloria. Aparecieron en el programa sensacionalista “Geraldo Rivera Show” en 1987, contando sus hazañas ufológicas ante un público que creyó todo lo que dijeron. Luego seguirían “Sightings”, “Strange Universe”, “Joan Rivers Show”, “People are Talking”, e incluso en algunos programas para la Nippon Television.








Descripcion de los extraterrestres


Las fotografías en las que aparecen los extraterrestres fueron tomadas el 18 de julio de 1980, en Pine Bush, Nueva York, utilizando una cámara Russian Zenite de 35 mm.

SLR con lente de 50 mm. y película Kodacolor de impresión, ASA 400. La exposición fue de 1/60 seg a f/2.0, con flash.

Fotografía original en donde aparecen cinco extraterrestres.
Nuevamente es clara la identificación, por lo que en esta
ocasión no vamos a publicar un esquema de ayuda
.
La primera ampliación, en donde aparecen dos “extraterrestres” proviene de una foto tomada a un objeto que estaba en el suelo.

La descripción de Crystall es la siguiente:

“Dos figuras se encuentran a cada lado del objeto con forma de domo, lo que yo creo que es la parte posterior de una nave triangular.

La nave se inclina hacia abajo en un domo y va disminuyendo en el extremo trasero.

Las figuras están numeradas con ‘1’ y ‘5’ en el escáner anexo (nosotros no vimos estas figuras en ese momento).

La figura de la izquierda, la número 1, tiene un cuerpo de apariencia segmentada y brazos deformados con una como cubierta negra en donde debiera estar el cabello. La figura a la derecha, la número 5, lleva lo que parece ser una gorra de taxista (¿un souvenir?). Los detalles de la cara y el cuerpo están sombreados, pero un rasgo de rostro muestra que algo está realmente ahí y mirando hacia la cámara. (Betty Hill dijo, bajo hipnosis, que cuando ella fue secuestrada con su esposo Barney Hill, en 1961, uno de los extraterrestres llevaba una gorra de ‘taxista’, la cual se describe en algunas de sus ilustraciones)”.
Esto es de lo más ridículo. Un extraterrestre con gorra de taxista. ¿De qué le sirve este aditamento en el espacio exterior? ¿Dónde compró el souvenir?

Portada de la edición americana del
 libro de Ellen Crystall de 1991.
En el área celeste inmediatamente por encima de la parte inferior del domo y las figuras, hay tres descargas o emanaciones, que no vimos, pero que la película logró captar. En otras fotos parece que las naves tienen respiraderos y los usan para liberar estas emanaciones. En este caso, el respiradero estaría en la parte superior de la nave, y las emisiones serían rociadas hacia arriba, como lo muestra la fotografía. Esas emisiones son ejemplos de ‘trozos’ de luz”.
La ampliación en donde se ven cinco supuestos humanoides pertenece a una fotografía tomada cinco minutos después que la anterior.

Cuatro figuras se encuentran en la base de un rocío de grupos de luces, no vistos, a la derecha del marco. Tampoco se vieron un par de luces a la izquierda del marco. Ambas fuentes emitieron luz y se reflejaron en la estructura no iluminada de la nave, la cual puede verse en forma muy vaga, yaciendo verticalmente a lo largo del suelo con porciones perpendiculares a él, lo que indica que toda la estructura está presente.


“Cerca del centro, entre el rocío derecho y el par de luces a la izquierda, puede apreciarse un largo y delgado brazo derecho con mano y dedo pulgar. Esta figura (número 5 en el escáner) está viendo hacia abajo y lleva una gorra, por lo cual se parece a la figura de la foto de los dos extraterrestres. Al parecer va caminando hacia una entrada de la nave, cuyo color aparentemente es ámbar, quizá debido a la luz”.

¿Un Robot?

“Cada una de las cinco figuras a la derecha parecen ser totalmente diferentes en su forma. Como muestra el escáner, la número 1 lleva un ‘cubre-cabeza’ y un manto oscuros que le llegan hasta el tobillo. El brazo izquierdo está doblado y parece seccionado, llegando a un punto, no a una mano. Hay una antena en forma de ‘V’ en la cabeza, lo que hace que esta figura adquiera una apariencia como de robot más que de un ser biológico. Está viendo hacia la número 2 y la número 3; hay un indicio del lado izquierdo de una cara ‘ruborizada’.

“La número 2 tiene su espalda dando a la cámara y está observando al número 3. El 2 también parece robot, con una antena en forma de ‘V’ sobre algo puntiagudo (la cabeza o algo en la cabeza). Esta figura parece usar una prenda como vestido blanco o de color claro, que llega hasta las rodillas, con pantalones oscuros mostrando la espinilla. El sombreado y las sombras del número 2 y el número 3 indican que la fuente de luz es el rocío blanco detrás de ellos, lo cual también muestra que las figuras son, definitivamente, tridimensionales.

Portada de la edición mexicana de 1993.
“El brazo izquierdo del número 2 está estirado hacia el derecho del 3, quien está viendo al 2. El 3 parece estar conversando con el 2, quien lleva una manga larga, drapeada de color blanco o claro, o una túnica clara, con pantalones oscuros. Este extraterrestre se ve regordete y sin pelo, con ojos muy oscuros, sólo puede verse su parte izquierda como un punto, sugiriendo que el ojo es totalmente negro.

“El número 3 se parece al extraterrestre llamado Quaazga a quien Betty Andreasson dice que vio en su encuentro en ‘The Andreasson Affair’.

“El número 4 parece estar de pie alejado de los otros tres, más cerca de la cámara, lo que lo hace parecer más alto. Un gran grupo de rocíos cubre su rostro, por lo que no se pueden apreciar detalles. Esta figura delgada parece usar un traje completo (o ‘jumpsuit’) oscuro con bolsas grandes. El traje tiene cintura y un profundo escote en V. Se alcanza a distinguir un cuello rojizo a través del escote.

“La azulosa nube de luz del rocío blanco es radiación ultravioleta, según la explicación encontrada en cualquier libro de texto de física, de cómo se capta la luz ultravioleta en las películas fotográficas. El rocío blanco también es una característica de efectos fotográficos del poder de la fusión. Yo sospecho que dicho poder es el que se utiliza para las naves”.
No podemos asegurar que la “azulosa nube de luz” sea debida a radiación ultravioleta ni que “el rocío blanco” sea debido al poder de la fusión, pero sí podemos dudar de cualquier conclusión pseudocientífica de una “compositora que no ha destacado mucho en las ciencias”. Yo sospecho que el único poder que utilizan las “naves extraterrestres” para volar es la imaginación y fantasía de los contactados.

El final

El geólogo y contactado Bruce Cornet.
Todas estas aventuras se relatan en su libro “Silent invasion”, publicado en 1991. Pero ya antes había fundado una organización que publicaba un boletín trimestral, “Contactee”. El boletín se produjo desde 1988 hasta 1995. Aquí publicó sus ideas más radicales.

Decía que los extraterrestres habían construido instalaciones subterráneas en Pine Bush.

Creía que algunos integrantes de grupos de rock eran contactados por el simple hecho de que habían escrito canciones mencionando a los OVNIS.

Afirmaba que los extraterrestres mutilaban al ganado para alimentarse de su sangre.

Decía que había una Comisión Trilateral entre el gobierno, los extraterrestres y los bildebergs (judíos) para apoderarse del mundo.

Incluso para algunos miembros de su grupo eso era demasiado:

Era bastante rara. Encontré que su libro era bastante loco, aún para gente con mente abierta como yo. Ella fue a una o dos de nuestras reuniones semanales en Pine Bush, allá por los 90, que en efecto organizamos debido a la publicación de su libro. Llevaba sus videos que decía mostraban una nave extraterrestre volando sobre Pine Bush. Pero desafortunadamente no era más que un avión C5A Galaxy usado como unidad de transporte militar. Si nunca los has visto o escuchado cuando vuelan, podrías pensar que son algo muy raro. Pero nosotros los vimos durante mucho tiempo en esta área”.

Pero no todos pensaban lo mismo. Incluso había gente aún más loca. En el verano de 1992 el Dr. Bruce Cornet, un geólogo, contactó con Ellen después de haber leído su libro. Cornet condujo una investigación magnética y geológica del área y dijo que había encontrado transmisores subterráneos que enviaban emisiones de fotones magnéticos polarizados hacia el espacio.

Esas extrañas ideas pseudocientíficas, dichas por alguien que tenía estudios en ciencia, fueron las que generaron que Ellen afirmara que había una base extraterrestre subterránea. También le dieron la herramienta para defenderse de los que decían que sus fotografías eran confusas y borrosas: “Las fotografías no son claras debido a la interferencia magnética o de microondas emitida por los extraterrestres hacia mi cámara, para camuflar sus naves y proteger su anonimato”.

¿Fotografía de la Luna? ¡No! Se trata de uno de los famosos
campos de Tesla fotografiados por Ellen Crystall.
Para Cornet los OVNIS eran Fenómenos Luminiscentes Transitorios (TLP, en inglés). Resultó aún más chiflado que Ellen, pues afirmó que había establecido contacto telepático con los extraterrestres, que gradualmente le estaban transmitiendo su sabiduría para llevarlo a un nivel intelectual más elevado.

Según él, el área de Wallkill River, en Pine Bush, era una réplica de la zona marciana de Cydonia, en donde se encuentra las famosas cara y pirámide marcianas.

Cuando el área se comenzó a urbanizar y empezaron a aparecer casas, hoteles, restaurantes, gasolineras y bancos, Cornet tuvo que abandonar sus investigaciones en la zona.

Ellen Crystall murió el lunes 16 de diciembre de 2002 de cáncer en el páncreas, a la edad de 52 años.




Fuente: http://www.anomalia.org/perspectivas/fotosets/estrella_cristal.htm

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...