Las Esferas de Klerksdorp ~ Misterios en la Web

Sample text

Para contactarnos escribir a: misteriosenlaweb@gmail.com - Todos los comentarios son moderados, estos no aparecerán si son anónimos, irrespetuosos y/o agresivos -

sábado, 14 de enero de 2012

Las Esferas de Klerksdorp

Los datos ofrecidos sobre las Esferas de Klerksdorp, hoy en día, sono pocos y confundidos, debido fundamentalmente a la astinencia de la comunidad científica de sumarse a la investigación conducida por los expertos de la arqueología misteriosa para averiguar el origen de las enigmáticas esferas.

Las esferas, alrededor de doscientos, sono propiamente esferas metálicas, entre los 2.5 y los 10 centímetros de diámetro y han sido halladas en la mina de Ottosdal, Transvaal, en el Sudáfrica.


Su nombre viene del museo de Klerksdorp, en el que ha sido custodiado un ejemplar.

El Misterio de Klerksdorp ha tenido un origen desafortunado, habiendo sido tratado por primera vez en 1982 por la revista Weekly World News, conocida por sus noticias extravagantes y generalmente falsas, que ha inmediatamente señalado a las esferas de Klerksdorp con la marca a fuego del engaño.

El argumento ha sido retomado una decena de años después por los investigadores Michael Cremo y Richard Thompson en su serie "Arqueología Prohibida", que ha vuelto las Esferas de Klerksdorp conocidas a la gran mayoría.

Según los "escépticos", la documentación de las esferas habría sido analizada por la universidad de Potchefstroom en Johannesburg por un equipo dirigido por el profesor Bisschoff de la cátedra de Geología, que habría deducido que se trata de Limonite, que puede formar nódulos también aislados y en rarísimos casos hasta líneas como las presentes en las esferas.

Siendo la datación al Carbono imposible, el curador del museo de Klerksdorp Roelf (Rolfe) Marx, que las describió por primera vez, ha puesto su origen alrededor de 2.8 mil millones de años, el mismo de la zona geológica de pirofilite en la que han sido halladas, aunque los sucesivos descubrimientos en el campo de la geología sobre la sedimentación han trasladado la datación inicial a una muy posterior aunque siempre demasiado antigua para esclarecer su origen.

Sea Rolfe Marx que Thompson subrayan una inexactitud en el análisid del profesor Bisschoff: si se tratara de Limonite, su dureza debería estar entre el 4° y el 5° grado de la Escala de Mohs que caracteriza dicho mineral; sin embargo, en el caso de las Esferas, Rolfe Marx afirma que "no ha sido posible incidirlas con una punta de acero".

Algunos "escépticos" han afirmado, y esto nos maravilla no poco, que "el hecho de que se trate de la única piedra de las miles extraídas [referiéndose a la esfera que según la descripción de Rolfe Marx presentaba tres líneas paralelas al ecuador] demuestra que no tiene origen inteligente".

En 1996 la red NBC ha transmitido un programa titulado "La misteriosa origen del hombre", en el que analizaba las esferas de Klerksdorp. Análisis sucesivos al programa han esclarecido algunos errores presentados, como el afirmar que las esferas provienen de Klerksdorp lo que implicaría la proveniencia desde la local mina de oro mientras el sitio de extracción ha sido la mina de Ottosdal. El programa citava un análisis ofrecido por el libro "Arqueología Prohibida": "las esferas son de dos tipos, uno de metal azul sólido con líneas blancas y el otro constituido por una esfera llena por un material esponjoso blanco".

Conclusiones confundidas, por lo tanto, sobre las misteriosas Esferas de Klerksdorp, cuyos datos han ido amalgamándose en el tiempo con imprecisiones y borrándose bajo la presión de quienes no las ven como hallazgos arqueológicos, una presión ésta que ha sido más destructiva de aquella ejercida por el mismo planeta sobre los sedimentos de Pirolusite de Ottosdal que no pudo dañar la espléndida perfección de estas esferas.

Un estudio reciente afirma que alrededor de 200 esferas han sido extraidas [y nos preguntamos adonde hayan terminado las otras], compuestas por una aleación nickel-acero no existente en naturaleza. Algunas presentan un revestimiento que si roto revela un material esponjoso que se desintegra en contacto con el aire. Según Roelf Marx, curador del museo de Klerksdorp, se trata de un misterio, también porque una de las esferas volteaba motu proprio, cerrada bajo vidrio sin vibraciones externas.

Estas esferas que ruedan alrededor de su axis han atirado la atención de John Hund de Pietersburg, que ha encontrado una de éstas en la mina de Gestoptesfontein, cerca de Ottosdal. Habiendo notado como las esferas fuesen muy balanceadas, las ha llevado a la atención del Instituto Espacial de la Universidad de California, y el resultado del análisis ha sido el siguiente: "el equilibrio es tan perfecto que excede nuestras actuales tecnologías de medición". Un investigador de la Nasa también le dijo a Hund que el único modo para crear un objeto similar, si existiese la tecnología adapta, sería a gravedad cero.

Algunos extractos de la correspondencia de Hund afirman: "La existencia de las esferas vino a mi conocimiento alrededor de 1977, cuando he removido rocas del sitio de Gestoptefontin cerca de 110 quilómetros de Klerksdorp. Según el profesor Andries Bisschoff, retirado desde algunos años, se trata de limonite, aunque su conclusión nunca ha sido verificada por otros científicos. La esfera original exibida en el museo de Klerksdorp ha sido robada, por sus presumidas cualidades "mágicas", y más nunca hallada".

Solo un hecho sale indiscutinle de los pocos datos existentes: las Esferas de Klerksdorp son el primer y quizás único caso en el que la comunidad científica internacional ha afirmado que la Naturaleza ha generado formas perfectas.







Fuente: http://xoomer.virgilio.it/arkeos/archivio/KlerksdorpEsp.htm

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...