¿Explosión nuclear hace 10.000 años? ~ Misterios en la Web

Sample text

Para contactarnos escribir a: misteriosenlaweb@gmail.com - Todos los comentarios son moderados, estos no aparecerán si son anónimos, irrespetuosos y/o agresivos -

viernes, 3 de septiembre de 2010

¿Explosión nuclear hace 10.000 años?

En Rajasthan (India) se encuentra una zona en la que se aprecian cenizas y un alto grado de radiactividad, cubre un área total de unos diez kilómetros cuadrados, se encuentra a unos 18 km al oeste de Jodhpur. Los científicos están estudiando el lugar, en dicha zona pensaban construir viviendas.


Desde que se tiene memoria, en aquellos lugares se ha apreciado una tasa muy alta de malformaciones en los fetos y en los recién nacidos, aparte de presentar una tasa muy alta de cáncer en la zona. Ahora se ha conocido el por qué, los niveles de radiación registrados por los investigadores ha llevado a ordenar el aislamiento de la zona por parte de las autoridades indias.

Los científicos han descubierto en aquel lugar una antigua ciudad, y misteriosamente todo el problema cuadra perfectamente con una explosión atómica que se produjo hace aproximadamente entre 8000 a 12.000 años, que destruyó la mayor parte de los edificios y que probablemente mató a medio millón de personas. Uno de los investigadores estimaron que la bomba nuclear utilizada debió ser similar a las utilizadas en Japón en 1945.

En el Mahabharata podemos encontrar el relato de una explosión catastrófica que sacudió el continente.


“Un solo proyectil cargado con todo el poder del Universo … Una columna incandescente de humo y llamas, brillante como 10.000 soles, se elevó en todo su esplendor … un arma desconocida, un rayo de hierro, un gigantesco mensajero de la muerte que redujo a cenizas toda una raza.”

“Los cadáveres estaban quemados, irreconocibles. Se les cayo el pelo y las uñas, la cerámica se rompió sin causa aparente, y los pájaros se volvieron blancos.”

“Después de unas horas se infectaron todos los alimentos. Fuera de ese fuego, los soldados se arrojaron al río”.

El historiador Kisara Mohan Ganguli dice que los textos sagrados hindúes están llenos de esas descripciones, que suena, aunque algunos no lo vean así, como una explosión atómica, similar a la experimentada en Hiroshima y Nagasaki.

Una antigua batalla descrita en el Drona Parva, una sección del Mahabharata.

El pasaje habla de una guerra con un final en el que se hacen uso de bombas, de ejércitos diezmados, de la muerte de multitud de guerreros con sus caballos y elefantes, dinamitados como hojas secas de los árboles”, comenta Ganguli.

En lugar una gran nube con forma de hongo, el escritor describe una explosión en columnas verticales, con nubes de humo, como la apertura de un paraguas en una fila superpuestos unos a otros y con el mayor en la base.

El arqueólogo Francis Taylor dice que las representaciones en bajorrelieve de algunos templos cercanos, que él mismo ha traducido, sugiere la necesidad de orar para detener la fuerza de la gran luz que estaba trayendo la ruina a la ciudad.

“Es bastante increíble pensar que alguna civilización a poseyera tecnología nuclear antes que nosotros, pero las descripciones y la presencia de cenizas radiactivas aportan credibilidad a los registros antiguos que describen una guerra atómica.”

La construcción de viviendas en la nueva zona ha sido detenida, mientras tanto un grupo de cinco miembros se están encargando de la investigación.

El jefe del proyecto es Lee Hundley, que es el que se hizo cargo del caso cuando el alto nivel de radiación fue descubierto.

Existe por lo tanto, una fuerte evidencia de que el imperio de Rama (actual India) fue devastado por una guerra nuclear.

El valle del Indo es ahora el desierto de Thar, y el lugar de las cenizas radiactivas, se encuentran al oeste de Jodhpur.

Unos textos del Mahabharata del 6500 AC, relatan lo siguiente:


Un solo proyectil con la carga de la energía del universo.

Una columna incandescente de humo y llamas se levanta brillante como mil soles crece con gran esplendor Una explosión vertical con grandes nubes de humo que salían …

La nube de humo, se levantó después de la primera explosión, abrió sus puertas en ondas circulares, como la apertura de un paraguas …


Era un arma desconocida un rayo de hierro un gigantesco mensajero de la muerte, que redujo a cenizas toda la raza de Vrishni y Andhaka.


Los cadáveres estaban tan quemados que era imposible reconocerlos. Pelo y uñas les cayeron; la cerámica se rompía sin causa aparente, y los pájaros se volvieron blancos.


Después de unas horas todos los alimentos estaban infectados …


Para salir del fuego, los soldados se lanzaron en los arroyos para lavarse junto a su equipo.

Hasta que el bombardeo de Hiroshima y Nagasaki, el hombre moderno es imposible que pudiera imaginar que existiera un arma tan terrible y devastadora como las descritas en los antiguos textos indios.

Sin embargo, estos están describiendo con gran precisión los efectos de una explosión atómica. El envenenamiento radiactivo que ocasiona la caída del pelo y las uñas. El sumergirse en el agua les da un cierto alivio, aunque evidentemente no es la cura.

Cuando se procedió a realizar las excavaciones de Harappa y Mohenjo-Daro alcanzado el nivel de las calles de la ciudad, se encontraron cientos de esqueletos esparcidos por la ciudad, como si hubieran estado todos realizando sus tareas cotidianas y algo horrible hubiera ocurrido en un solo instante.

La gente estaba muerta sin enterrar en las calles de la ciudad. Estos esqueletos tienen miles de años, así lo han determinado los arqueólogos. Los cuerpos no se descompusieron, no fueron comidos por los animales salvajes, no existen pruebas de muerte violenta, todo sucedió en un instante.

Todos los esqueletos presentan altos indices de radiactividad, como los de Hiroshima y Nagasaki. En uno de los lugares, los científicos soviéticos encontraron un esqueleto que tenía un nivel de radiactividad 50 veces superior a lo normal.

En otras ciudades en el norte de la India se han encontrado indicaciones de explosiones de gran magnitud. Una ciudad como, la que se encuentra entre los ríos Ganges y las montañas de Rajmahal, parece haber sido sometida a un calor intenso. Los cimientos y las paredes de la antigua ciudad SSON se encuentra fundida en bloques compactos, literalmente vitrificados.

No se han encontrado indicios de una erupción volcánica en Mohenjo-Daro ni en las otras ciudades, el intenso calor capaz de fundir el barro sólo puede explicarse por una explosión atómica o un arma desconocida. Las ciudades fueron eliminadas por completo.

Los esqueletos han sido datados en el año 2500 antes de Cristo por el método del carbono 14, pero debemos tener en cuenta que el carbono mide la cantidad de radiación residual. La posibilidad de que las explosiones nucleares se hubieren producido se encuentran en los hallazgos más recientes.

Es interesante observar que el jefe del Proyecto Manhattan, el científico Dr. J. Robert Oppenheimer, era conocido por estar familiarizado con la literatura en sánscrito antiguo. En una entrevista realizada después de ver el primer ensayo atómico, citó el Bhagavad Gita:

“Ahora nos hemos convertido en la muerte, en destructores de mundos”.

Antiguas ciudades cuyos ladrillos y paredes de piedra se han quedado vitrificadas y fundidas, se encuentran en la India, en Irlanda, en Escocia, en Francia, en Turquía y en otros lugares.

No existe ninguna explicación lógica para la vitrificación de las fortalezas de piedra y de las ciudades, con la excepción de una explosión atómica. Otra señal curiosa de una guerra nuclear en la antigua India es un enorme cráter cerca de Mumbai.

El cráter Lonar, casi circular, que mide 2154 metros de diámetro, este se encuentra a 400 kilómetros al noreste de Mumbai y tiene por lo menos 50.000 años de antigüedad, y podría estar conectado a la guerra nuclear de la antigüedad.

No se ha encontrado rastro de cualquier material meteórico en el lugar o cerca del mismo, y esta es la única forma conocida en el mundo capaz de producir un cráter de “impacto” en el basalto.

Indicaciones de gran conmoción profunda (con una presión superior a 600.000 atmósferas), el calor repentino (indicado por esférulas de vidrio de basalto) se puede deducir del análisis.

Por lo tanto, ¿Existieron guerras nucleares en el pasado lejano? Algunos arqueólogos creen así.

Nuestra investigación indica que toda la región que rodea la región de América de los Grandes Lagos fue objeto de un bombardeo de partículas y de una irradiación nuclear catastrófica que produjo neutrones termales secundarios a causa de la interacción con los rayos cósmicos.

Los neutrones produjeron inusualmente grandes cantidades de plutonio 239 y el cambio tan importante en las proporciones naturales de los isótopos de uranio (235 U/238 U) en los materiales de este sitio, en los sedimentos, en la piedra y en toda la naturaleza circundante.

Estos neutrones, transformado el nitrógeno residual (14 N) en radiocarbono, de modo que puedieron afectar a todos los procesos. Un manuscrito, escrito en sánscrito por el Rey (Raja) Paramara Bhoja de Dhar, Malwa (1000-1055 dC), relata técnicas de combate, junto a un determinado tipo de máquinas de guerra.

El trabajo se titula Samarangana Sutradhara, o “los comandantes de campo” (a veces se encuentra abreviado con el nombre de la “Samaria”) y es la obra enciclopédica de la arquitectura clásica de la India (Vastu Sastra).

En 83 capítulos, podemos encontrarnos temas que hablan de la planificación urbana, la arquitectura de la casa, la arquitectura del templo y las artes escultóricas, junto con Mudra (nos muestra las distintas posturas de las manos, y la disposición natural del cuerpo, así como las posiciones de las piernas), los principales cánones de la pintura y un capítulo dedicado a la mecánica de Yantra sobre el arte de Yantra (capítulo 31).

Este capítulo sobre el Yantra ha atraído la atención de la pseudocientíficos y de los ufologos, en particular. El autor habla en los versos 95-100 de aeronaves en forma de pájaros (Vimana), con diferentes modos de propulsión, y en los versos 101-107 menciona una especie de robot que puede ser utilizado como guardia.

El Rey Bhoja utiliza a menudo la palabra sánscrita Yantra, en lugar del término Vimana (más familiar para nosotros), y declaró que su conocimiento se basa en los manuscritos hindúes, que ya eran antiguos en su tiempo, Éstos son algunos extractos de ese texto antiguo:

“Ellos son impulsados por el aire y en el interior se encuentra un motor de mercurio, con un aparato que calienta el hierro.

El poder latente del mercurio empuja, como un soplo de viento. Calentado por el fuego controlado, un polvo sale junto con un gran trueno del contenedor de hierro que se produce a través del mercurio.

Con el poder latente en el mercurio, utilizado para el movimiento, un hombre sentado en el interior puede viajar largas distancias en el aire, de una forma asombrosa.

Haciendo uso de los métodos descritos, podemos construir un Vimana tan grande como el templo de Dios en movimiento. Cuatro contenedores de mercurio pueden ser construidos dentro de él. Cuando se calienta y sale el fuego controlado de los recipientes de hierro, el Vimana desarrolla una potencia de un trueno a través del mercurio y aparece como una perla en el cielo “.

¿Sucedió tal vez una guerra, al final del periodo de Dryas? Los núcleos de hielo muestran que, al final del período de la última glaciación, las temperaturas se elevaron de manera espectacular, durante un milenio. Se encuentran restos de cobre, estaño y plomo en grandes cantidades.

El periodo de Dryas terminó abruptamente con un aumento dramático en la temperatura. La extinción de los mamuts y la megafauna de América del Norte y América del Sur tuvo lugar en ese período.

En el mismo período, las concentraciones de uranio en los corales se incrementaron de alrededor de 1,5 a 4 partes por millón.

La datación por radiocarbono en ese momento, se convierte en caótica. Los estudios de las capas de depósito en el fondo de los lagos confirma las irregularidades de orden cronológico. Todo esto parece apoyar la tesis de una guerra nuclear en la antiguedad.

No existe ninguna duda sobre la existencia del Samarangana Sutradhara, del Mahabharata y de otros textos antiguos que hablan de ello.

Existen referencias a estos textos en las publicaciones científicas y en los textos del gobierno indio. Los antiguos textos abarcan una amplia gama de temas, desde la planificación urbana, la salud pública y la higiene, con una descripción precisa de vacunaciones, también análisis detallados de los comentarios de métodos mecánicos y de teorías científicas.

Se describen procesos eléctricos y mecánicos, en plena armonía con la ciencia moderna. Describen los Vimana, aviones de diferentes estilos, todo científicamente viable.

 
 
 
 
 
Fuente: http://escuadrondelaverdad.wordpress.com/2009/12/01/hace-aproximadamente-unos-10-000-anos-hubo-una-guerra-nuclear/

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...