Humanoides en Hopkinsville ~ Misterios en la Web

Sample text

Para contactarnos escribir a: misteriosenlaweb@gmail.com - Todos los comentarios son moderados, estos no aparecerán si son anónimos, irrespetuosos y/o agresivos -

viernes, 4 de julio de 2014

Humanoides en Hopkinsville

Es uno de los sucesos más aterradores de los clásicos de la Ufología. Ocurrió el 21 de agosto de 1955 en la granja Sutton, entre las poblaciones de Kelly y Hopkinsville, en Kentucky.

Once personas -ocho adultos y tres niños- sufrieron el asedio de unas criaturas flotantes, sin cuello, de ojos saltones, grandes orejas puntiagudas y largos brazos.

Eran como los gremlins malos de la película de Joe Dante de 1984; pero de un metro de altura. Y no eran grises -como recuerda el director Steven Spielberg-, sino verdes.


 Tres horas de asedio

Hacia las 7:00 PM de aquel día, Billy Ray Taylor, de 21 años, salió a beber agua de un pozo -el rancho no tenía agua corriente- y vio cruzar el cielo una luz que tomó por un platillo volante.

Una hora después, empezaron a oírse ruidos en el exterior, los perros comenzaron a ladrar y Taylor y Elmer Sutton, de 25 años, salieron armados a investigar.

Vieron un hombrecillo entre los árboles, la emprendieron a tiros con él cuando se dirigía hacia ellos flotando y regresaron a la casa.

Todos los hombres cogieron entonces sus rifles y escopetas.

Una criatura se asomó fugazmente a una ventana y uno disparó, errando el tiro.

El ataque se prolongó tres horas, durante las que los visitantes parecían correr por el techo y rascar la madera como queriendo entrar en la casa, mientras los campesinos disparaban a todo lo que se movía.

A las 11 de la noche, escaparon en autos hasta la comisaría de Hopkinsville y poco después, el rancho se llenó de policías que no encontraron prueba alguna ni del aterrizaje de una nave ni de la presencia de ningún intruso.

“En esa parte del país, la gente de la extracción social y económica de los testigos «dispara primero y pregunta después»”, señalaba el astrónomo y ufólogo Joseph Allen Hynek en su libro “The ufo experience” (La experiencia Ovni), 1972.

Encuentro con humanoides

Hynek era escéptico respecto a la conexión ufológica del suceso.

Apuntaba que sólo uno de los testigos había visto el supuesto objeto volante no identificado y creía que la apariencia de los seres podía entroncar con “antiguas leyendas”, si bien no se atrevía a descartar que los Ovnis y sus tripulantes estuvieran en el origen de la historia.

Mucho menos exigente era Antonio Ribera, el padre de la ufología española.

En su libro “Encuentros con humanoides” (1982), ve “un retrato exacto del humanoide de Kelly-Hopkinsville”, en una representación del Diablo en un capitel del templo románico de Santa María de l’Estany y concluye, que al artista medieval “posiblemente le sirvió de modelo un auténtico humanoide”.

Ahí queda eso.

Lo que sí es cierto es que, con el caso Ovni de Kelly-Hopkinsville, el estereotipo del hombrecillo verde, propio hasta entonces de los cuentos de hadas y la ciencia ficción, se incorpora al mito Ovni.











Fuente: http://elespecial.com/news/2014/mar/02/los-humanoides-de-hopkinsville/

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...