Animales encontrados dentro de rocas selladas ~ Misterios en la Web

Sample text

Para contactarnos escribir a: misteriosenlaweb@gmail.com - Todos los comentarios son moderados, estos no aparecerán si son anónimos, irrespetuosos y/o agresivos -

lunes, 15 de julio de 2013

Animales encontrados dentro de rocas selladas

Uno de las mejores caricaturas de la Warner Bros todos los tiempos es el de la rana cantando. Un trabajador de la construcción demuele un viejo edificio y se encuentra con una cápsula del tiempo en una piedra angular. Cuando lo abre, de su interior salta una rana verde sonriente, que comienza a bailar y cantar : "Hello! ma baby, Hello! ma honey, Hello! ma ragtime gal"

El trabajador de la construcción se sorprende y ve rápidamente una interesante forma de incrementar su fortuna.
Deja su trabajo y abre un teatro protagonizada por su talento anfibio. Cuando se levanta el telón de la noche de apertura, la rana apenas se sienta y grazna.

El trabajador de la construcción nunca se preguntó logró sobrevivir tanto tiempo en una cápsula del tiempo, cerrada herméticamente y sin comida ni agua.

Pero claro, es sólo una caricatura, ¿verdad? Nada que ver con la realidad.

¿Eso crees?. Hay muchos casos documentados de sapos, ranas y otros animales pequeños que inexplicablemente se encuentran encerradas dentro de roca sólida...con vida! Por supuesto, no cantan ni bailan, pero estos enigmas anfibios son uno de los misterios más desconcertantes de la geología.

Éstos son algunos de los casos:

Sapo en una piedra

En 1761, Ambroise Paré, médico de Enrique III de Francia, relató el siguiente caso : "Estaba sentado cerca de la localidad de Meudon, y con vistas a un cantero a quien había enviado a romper algunas  piedras muy grandes y difíciles, dentro de una de ellas encontramos un enorme sapo, lleno de vida y sin ninguna abertura visible en la que pudiese entrar. El obrero me dijo que no era la primera vez que se había encontrado con un sapo y similares criaturas dentro de enormes bloques de piedra."

Sapo en piedra caliza

En 1865, el Hartlepool Free Press informó que excavadoras que trabajan en un bloque de piedra caliza de magnesio encontradas alrededor de 25 pies de profundidad cerca de Hartlepool, Inglaterra, descubrieron una cavidad dentro de la piedra que contenía un sapo vivo.

"La cavidad era más grande que su cuerpo, Los ojos del sapo brillaban con fulgor insólito, y estaba lleno de vivacidad por su liberación.

Al parecer, cuando se descubrió por primera vez, se vió deseoso de respirar, pero lo hacia con gran dificultad, y el unico ruido que emite es una especie de "ladrido", que se sigue haciendo en la actualidad, invariablemente, al ser tocado. El sapo está en la posesión del señor S. Horner, el presidente de la Sociedad de Historia Natural, y continúa tan vivo como cuando se lo encontró.

En un examen minucioso de la boca se encontró que esta estaba completamente cerrada, y el ruido de ladridos que hace son el producto de sus fosas nasales. Las dedos de sus patas delanteras estan al revés o sea, hacia adentro y traseras son de una extraordinaria longitud.

El sapo, cuando se lo encontró por primera vez, era de un color pálido y no se distinguía fácilmente de la piedra, pero poco después de su color se fue oscureciendo hasta que se convirtió en un bien marrón oliva ".

Sapo en una roca.

Casi al mismo tiempo, un artículo en la revista Scientific American relató cómo un minero de plata llamado Moisés Gaines encontró un sapo dentro de una roca de un diámetro de dos metros.

El artículo afirmaba que el sapo era "de tres pulgadas de largo, y muy gordo. Sus ojos eran del tamaño de una pieza de plata, siendo mucho mayores que las de los sapos del mismo tamaño que vemos todos los días.

No se lo ve interesado en realizar saltos.


Una lagartija que revive

En 1821, El Philosophical Magazine Tilloch escribió cómo David Virtud, un albañil, estaba trabajando en un gran trozo de roca que había sido extraída de unos 22 metros por debajo de la superficie cuando se "encontró una lagartija incrustada en la piedra. Era en espiral en una cavidad que llevaba la forma de dicho animal. 

La lagartija medía alrededor de una pulgada y un cuarto de longitud, de un color amarillo parduzco, y tenía una cabeza redonda, con ojos brillantes. Estaba aparentemente muerta, pero después de estar cerca de cinco minutos expuestos al aire que mostró signos de vida".

Sapo y el lagarto en la roca sólida.

Durante la Segunda Guerra Mundial, un soldado británico estaba trabajando con un equipo en la explotación de canteras de piedra para hacer carreteras y llenando cráteres de bombas. A menudo se utilizan explosivos para abrir una grieta de la roca. Después de una de esas detonaciones, el soldado vio en una losa de piedra"un bolsillo en la roca con un un sapo grande y junto a el un lagarto de al menos nueve pulgadas de largo. Ambos animales estaban vivos".







Fuente: http://paranormal.about.com/od/earthmysteries/a/aa011704.htm

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...